Conectate con nosotros

Nacional

A un año de la solicitud de Alerta de Género para Sonora, aún no hay respuesta

Publicado

el

Escrito por Silvia Núñez Esquer

Hermosillo, Son. El 26 de junio, se cumplió un año de que la organización “Justicia Pro Persona A.C” y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio solicitaron al Instituto Nacional de las Mujeres y a la Secretaría de Gobernación se decretara la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para seis municipios del estado de Sonora.

En 2019 la noticia de tres casos de feminicidio consumados y un intento de feminicidio ocurridos el 31 de mayo de ese año, conmovieron a la sociedad sonorense, y propiciaron una gran presión para que gobierno y sus autoridades competentes tomaran medidas más drásticas de prevención para evitar el feminicidio.

El primer caso, la joven estudiante Ámbar Dolores Vázquez, de 20 años de edad, fue víctima de feminicidio en su vivienda. Compañeras y compañeros de escuela, amistades y sociedad, reclamaron por la forma tan cruel en que fue asesinada, exigían justicia.

Ese mismo día la búsqueda de Itzel Noemí Quiroa Seratos, de 7 años de edad terminó pues luego de varios días desaparecida fue encontrada sin vida, semi enterrada y con signos de violencia exacerbada de distintos tipos, en el municipio de San Luis Río Colorado, donde residía.

La noticia de que el cuerpo de una mujer de aproximadamente 30 años de edad, había sido encontrado al norponiente de la ciudad de Hermosillo, capital del estado, misma que fue privada de la vida con arma de fuego. Ella permaneció varios días en calidad de no identificada.

Ese mismo día en las redes sociales corrió un video en donde un hombre atacó a una mujer con un bat, golpeó en la nuca a quien era empleada de un establecimiento de productos deportivos, aparentemente para robar, en la ciudad de Navojoa, al sur de la entidad, pero nunca se aprecia que concrete el robo, simplemente el hombre perpetró la agresión, dejando a la mujer en estado crítico, y retirándose del lugar. Venturosamente la mujer fue atendida de inmediato, salvó y recuperó su vida cotidiana, además de que el individuo fue detenido y procesado por el feminicidio en grado de tentativa.

Todos esos eventos en un mismo día, hicieron que algunas organizaciones integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF, tomaran la decisión de solicitar la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), para seis municipios de Sonora.

Los seis puntos del territorio sonorense se definieron dado que, reiteradamente figuraban entre los cien municipios con mayor incidencia de feminicidio en el país, en los reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Los municipios que sobresalían por su incidencia de feminicidio y agresiones de género calificadas como tentativa de feminicidio son: Hermosillo, Nogales, Guaymas, Empalme, Cajeme y Navojoa. En algunos de estos municipios ya habían puesto el foco rojo las mujeres rastreadoras del colectivo “Guerreras Buscadoras de Sonora”, quienes encontraron una gran cantidad de fosas clandestinas en donde habían sido inhumados ilegalmente, decenas de cuerpos.

Entre los hallazgos había un número significativo de mujeres, algunas con reporte de desaparición y otras sin él, pero no localizadas. Las fosas y cuerpos encontrados eran parte también del informe de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y de la Comisión Nacional de Búsqueda.

Sonora se integraba entonces, a la gran cantidad de entidades de México que resguardan en el subsuelo a miles de personas desaparecidas privadas de la vida por múltiples razones.

Enterradas en despoblado, en un porche de casa habitación, a la vera de una carretera, y otras ubicaciones, así se encontraban las mujeres que no formaban parte con anterioridad de ese gran inventario de víctimas de la violencia extrema de género que está presente en Sonora y en el país.

Es por ello que Justicia Pro Persona y el OCNF presentaron la solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, que a la fecha no ha sido resuelta.

A casi 9 meses de la petición, en marzo de 2020, el único avance ha sido el informe del Grupo de Trabajo (GT) integrado para investigar la solicitud. Ese primer informe, debió ser puesto a disposición del gobierno del estado treinta días después de la investigación in situ, que en este caso se realizó en julio de 2019, pero no estuvo listo, sino casi un año después.

A la fecha, no existe ningún tipo de retroalimentación al informe entregado al gobierno del estado, solo un escueto oficio de respuesta en donde se indica que se aceptan las recomendaciones, mismo que no ha sido notificado a las peticionarias.

El informe no solo se retrasó durante meses, sino que el proceso exhibió una serie de irregularidades que tienen que ver con los pasos que se deben seguir y los requerimientos y perfiles de las personas que deben intervenir en el proceso.

En el informe del GT se advierte un desconocimiento del tema de la violencia extrema contra las mujeres y feminicidio, y de la normatividad al respecto, por parte de quienes lo elaboraron.

Ese primer informe se basa fundamentalmente en la información que proporcionó el gobierno del estado a través de sus dependencias, por lo que es una especie de informe de gobierno, trasladado al reporte del GT.

Las propuestas de entrevistas que hicieran las peticionarias a cerca de treinta víctimas y otros actores que aportan cotidianamente a la difusión y documentación de casos de violencia contra las mujeres fue ignorado por la Comisión Nacional para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (Conavim), de tal suerte que es posible poner en duda el informe sobre el contexto de Sonora que permite que sigan las violencias de género y particularmente el feminicidio.

En tanto, por segunda vez en una solicitud de AVGM para el estado de Sonora, renunció una integrante del GT, una prestigiada académica especializada en el tema de violencia de género, con lo cual se pierde la oportunidad de sus análisis y conclusiones sobre la situación en la entidad.

Las personas académicas que participaron en la elaboración del informe pertenecen a otras áreas de interés, no tienen perfil idóneo, conocimiento ni experiencia en el tema de la violencia de género, por el contrario, en algunas discusiones se han manifestado en contra de la perspectiva de género.

Con este antecedente y con la situación de paralización social por la pandemia de COVID-19, es posible que la AVGM para Sonora nunca llegue. Por lo pronto, noventa mujeres y niñas han sido asesinadas desde que se solicitó la Alerta de Género para seis municipios.

ESTE ARTÍCULO FUE TOMADO DEL PORTAL DE LA AGENCIA DE NOTICIAS CIMACnoticias: https://cimacnoticias.com.mx/2020/06/26/a-un-ano-de-la-solicitud-de-alerta-de-genero-para-sonora-aun-no-hay-respuesta