Conectate con nosotros

Ciencia y Tecnología

Las vacunas contra el COVID-19, a cargo de un equipo chino y un equipo británico, demuestran ser seguras y efectivas: The Lancet

Publicado

el

PEKÍN, julio de 2020 – /PRNewswire/ — Un informe noticioso de Science and Technology Daily:

Tenemos buenas noticias. El 20 de julio, The Lancet publicó dos trabajos en línea al mismo tiempo que develan los resultados de los ensayos clínicos de dos vacunas contra el COVID-19. Provenientes de China y del Reino Unido respectivamente, las dos estrellas en pos de la vacuna con adenovirus como vector se enfrentan mano a mano.

¿Qué similitudes y diferencias hay entre las dos vacunas en términos de diseño y resultados del ensayo clínico a pesar de haber seguido el mismo enfoque de investigación y desarrollo? ¿Qué caracteriza la investigación y el desarrollo de las vacunas chinas? ¿Cómo ponderar el potencial de la vacuna de Oxford?

¿Qué tiene mayor efectividad, la protección de doble dosis o la inmunidad de dosis única?

Bajo la batuta de Chen Wei, miembro de la Academia China de Ingeniería e investigador de la Academia de Ciencias Médicas Militares, la Ad5-nCoV se perfila como la primera vacuna contra el COVID-19 del mundo en entrar en un ensayo clínico de Fase II. La característica más importante del ensayo es que incluye a participantes elegibles de más de 60 años, mismos que conforman 13% del total de 508.

CanSino Biologics Inc. (CanSinoBIO) se ha aliado al equipo de Chen para el desarrollo de la vacuna. Science and Technology Daily entrevistó al presidente de CanSinoBIO, Yu Xuefeng, quien comentó: “Desde la perspectiva del diseño del ensayo, ambos tienen el mismo mecanismo, a saber, la inducción de respuestas inmunes humorales y celulares equilibradas. También hay diferencias. Esperamos que la dosis única pueda ser efectiva en tiempos de pandemia, mientras que el equipo de Oxford prueba una protección ‘de dos dosis’.”

Según las novedades publicadas en el sitio web de Oxford, el profesor Andrew Pollard, director del Grupo de Vacunas de Oxford, dijo: “Observamos la más fuerte respuesta inmune en los 10 participantes que recibieron dos dosis de la vacuna, lo que indica que podría ser una buena estrategia de vacunación”.

Yu difería. Pensaba que “lo más rápido sería una inyección de una sola dosis” según la tendencia de la pandemia. El resultado del ensayo clínico Fase 2 de la vacuna china muestra que 95% de los participantes en el grupo de dosis alta y 91% en el grupo de dosis baja tuvieron respuestas ya sea celulares o humorales al día 28 de la vacunación.

“Esto significa que la vacuna de una sola dosis no solo tiene efecto rápidamente, sino que tiene, además, el potencial de ser un plan efectivo de vacunación”.

Cabe destacar que los participantes ancianos acusan una mayor tolerancia a la vacuna, mientras que también muestran un menor nivel de respuesta inmune.

La idea de Chen ha sido ampliamente citada en los medios. Una vez infectada con el virus, las personas ancianas enfrentan mayores riesgos de sufrir enfermedades graves o incluso morir, por eso constituyen una importante población objetivo de la vacuna contra el COVID-19.

Yu señaló que, con una dosis adicional, la respuesta inmune se verá efectivamente intensificada. El efecto de la vacuna en dos dosis quedó demostrado en el ensayo clínico de la vacuna contra el ébola que desarrollara CanSinoBIO con la misma tecnología. Puede explorarse cómo lograr una mejor protección de los adultos mayores en ensayos clínicos futuros.

¿Cuál es el vector más seguro, los chimpancés o los seres humanos?

Con excepción de su eficacia, ¿qué podemos decir de la seguridad de las dos vacunas?

La vacuna AZD1222 de Oxford y AstraZeneca combina una versión debilitada de un virus del resfriado común (adenovirus) que causa infecciones en chimpancés con el material genético del virus SARS-CoV-2.

Según Yu, la Ad5-nCoV usa al adenovirus tipo 5 como vector, una versión debilitada del adenovirus común que puede causar la infección en seres humanos y no en chimpancés: “Si bien algunos participantes podrían tener ‘inmunidad vigente’ debido a la infección por adenovirus tipo 5 y el impacto de la respuesta inmune, la Ad5-nCoV garantiza la seguridad al máximo desde la fuente del vector del adenovirus”.

Actualmente, las dos vacunas son prácticamente igual de seguras en términos de “evaluación de la seguridad” observada en la información pública que se encuentra en los medios. Andrew Pollard y sus colegas reportan su ensayo aleatorio de Fase 1/2 con una inyección de vacuna contra el COVID-19 con el adenovirus de chimpancé como vector. Los efectos adversos sistémicos, como fatiga, cefalea y sensibilidad local se han registrado comúnmente en las vacunas contra el COVID-19, pero fueron tolerados y en mayor medida mejorados con paracetamol. No se registraron efectos adversos graves. 

Chen y sus colegas reportaron los resultados de un ensayo aleatorio de Fase 2 con un calendario de inmunización de dosis única mediante vacuna contra el COVID-19 con el Ad5 como vector. La mayoría de las reacciones sistémicas y en la zona de la inyección, identificadas mediante interrogatorio, entre los participantes en China fueron leves o moderadas. Las reacciones adversas registradas en este estudio incluyen fiebre, fatiga, cefalea y dolor en la zona de la inyección.

Según el comentario escrito por los profesores Naor Bar-Zeev y William J Moss: “En general, los resultados de ambos ensayos son ampliamente similares y prometedores, a pesar de las diferencias en el vector, en las ubicaciones geográficas de las poblaciones estudiadas y las pruebas de neutralización empleadas. Estos ensayos con vacunas contra el COVID-19 son pequeños, por lo que se justifica la precaución ilativa, pero las exploraciones son loables. La diversidad étnica en ambos ensayos fue muy limitada”.

“Acceso mundial igualitario a una vacuna contra el COVID-19”: el objetivo y el compromiso común de China y el Reino Unido

“Son buenas noticias. Es un resultado positivo en tanto se genera una respuesta en las células T y se generan anticuerpos con capacidad neutralizante. No obstante, debo recordar que estamos en un camino de largo aliento. Ahora necesitamos pasar a ensayos de mayor escala en el mundo real”, dijo el Dr. Mike Ryan, director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS en el marco de una rueda de prensa en la sede de este organismo en Ginebra poco después de la publicación de los datos en The Lancet.

Destacó que una vez demostrada la eficacia de una de las vacunas, el siguiente desafío será garantizar la disponibilidad de suficientes dosis para su distribución en todo el planeta.

“CanSinoBIO siempre ha mantenido una alianza estratégica tanto con el equipo de investigación del académico Chen como con el equipo de investigación de la Universidad de Oxford. No obstante, CanSinoBIO optó por cooperar con el equipo de investigación de Chen en las primeras etapas del desarrollo de la vacuna contra el COVID-19, pero es innegable que la cooperación entre el equipo de Oxford y AstraZeneca ofrece ventajas potenciales al reclutamiento de voluntarios para el ensayo clínico de Fase III”, señaló Yu.

Aunque la vacuna desarrollada por el equipo en Oxford sigue retrasada con respecto de CanSinoBIO en términos del nivel de la línea de producción de la vacuna de adenovirus, se espera que sus avances se “aceleren” gracias al ingente financiamiento y al apoyo de la red mundial de distribución de vacunas para, con el tiempo, alcanzar una producción de gran escala tras la revelación de los resultados de su ensayo clínico de Fase III.

Autoría de Fang Linlin, traducción de Long Yun y Lu Zijian

FUENTE Science and Technology Daily