Yucatán

Para lograr la paz, primero tenemos que luchar por nuestros derechos a vivir con libertad, reclama Ricky Martin

En Mérida, recibe el “Peace Summit Award” durante el 17 World Summint of Nobel Peace Laureates.

Por María Alejandra Escobar González

 “La igualdad, el respeto al derecho de cada ser humano a vivir libremente tiene que ser respetado. Vivir libre de condiciones es la única ruta que nos acerca a la igualdad de pensamiento, donde cada ser humano pueda realizarse” expresó el artista Ricky Martin al ser galardonado con el “Peace Summit Award”, durante la clausura del 17 World Summint of Nobel Peace Laureates en el Centro internacional de Congresos en Mérida, Yucatán.

Ahí, ante la comunidad mundial que lucha por la paz advirtió que la comunidad LGBT sigue siendo objeto de la discriminación del rechazo y de las absurdas creencias, producto de los prejuicios, el desconocimiento e ignorancia, a pesar de sus grandes talentos y significativas aportaciones en todo el quehacer humano, forjadores de extraordinarias iniciativas que han creado soluciones transformadoras con beneficio colectivo.

Las palabras de Ricky Martin estuvieron llenas de sentimiento. “Habitantes del mundo, colegas, compañeros, a ti mi querido México, muy buenas tardes, con una mezcla de sentimientos y profunda humildad recibo está distinción que me otorga la Cumbre Mundial de Laureados en nombre de la Paz” dijo.

“Quiero felicitarlos por haber escogido como tema central de esta Cumbre la promoción de la educación para la paz entre los jóvenes y los niños que sin duda alguna edificarán el futuro”.

“La educación no es un fin, es el trayecto que nos conducen al sentimiento y el respeto de que todos los habitantes de este planeta tenemos los mismos derechos, no importa nuestra raza, origen, orientación sexual y creencias que deben ser respetadas por todos los gobiernos que nos rigen”.

“Me provoca mucha esperanza comprobar que se están formando las futuras generaciones a través de un espíritu de amor, equidad, justicia, tolerancia y compasión”.

“Juntos podemos vencer la ignorancia y el atropello a la dignidad humana que nos niega el acceso, a las mismas oportunidades de vivir en inclusión y armonía”.

“Con el corazón conmovido acepto este reconocimiento a nombre de cientos de miles abolicionistas modernos que me acompañan alrededor del mundo, quienes entregan su vida a la lucha por los derechos humanos y abogan por las víctimas y toda esclavitud moderna, a quiénes intentamos traer de las sombras a la luz, por ellos también estoy aquí”.

E hizo un llamado.

“Hago un llamado a todos para que dejemos de aceptar la crisis humanitaria como parte de nuestro diario vivir. No podemos ser víctimas de la indiferencia. ¡No lo vamos a permitir!

Todos tenemos que luchar por asegurar un mundo libre de opresión para nuestros hijos y hermanos”.

“Hay lugar para todos, pero para lograr la paz, primero tenemos que luchar por nuestros derechos a vivir con libertad”.

“Como miembro de la comunidad LGBT es muy sencillo, nosotros no estamos pidiendo más derecho que el resto de los ciudadanos, tampoco queremos tener más derechos, que el resto de los ciudadanos, simplemente queremos igualdad, es muy simple”.

“A todos esos grandes activistas que luchan por la igualdad no se den por vencidos, sigamos fuertes pisando sólido, lo tenemos que hacer por nuestros hijos y por los hijos de nuestros hijos, sin esto no lograremos nunca la paz”.

Revista Digital


Playa del Carmen

Mérida, Yucatán