Yucatán

Senador Daniel Ávila Ruiz impulsa la baja de tarifas de consumo eléctrico en Yucatán.

El pasado miércoles 6 de junio del año en curso, el Senador Daniel Ávila Ruiz, defendió y logró el voto a favor de los legisladores que conforman la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, el Dictamen de una proposición con punto de acuerdo que exhorta a la Comisión Nacional del Agua a fin de que establezca estaciones de monitoreo de las temperaturas y humedades dentro de las principales ciudades del estado de Yucatán, a efecto de que sean esos resultados los que determinen la tarifa preferencial que se aplique y no los registros tomados en los embalses de agua.

Asimismo, en el Dictamen se exhorta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a la Comisión Federal de Electricidad a establecer la tarifa “1D”, tomando en consideración no sólo los promedios de temperaturas elevadas sino también incluir la combinación de humedad y temperatura, dado que esta combinación es la que determina el nivel de confort, y en consecuencia el consumo mayor de energía para aparatos enfriadores de aire.

El Legislador, señaló que la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) es la encargada de realizar el monitoreo al exterior de los centros urbanos o cerca de algún cuerpo de agua, donde las temperaturas mínimas promedio que se reportan en verano son menores a 31 grados centígrados, muy distinto a las que se registran en el interior de las ciudades en el efecto llamado “Isla de Calor”, donde en verano se obtiene un promedio mínimo por encima de los 31 grados centígrados, temperatura mínima promedio que se requiere para solicitar un cambio de tarifa ante la Comisión Federal de Electricidad, organismo que solicita promedios de temperatura para tal efecto.

La temperatura más alta registrada en Yucatán, se coloca por encima de los 31 grados centígrados, ocasionando que la población invierta en aparatos electrodomésticos, como ventiladores y refrigeradores para mitigar el calor, inversión que en muchos casos no está prevista. A lo anterior, hay que sumar la utilización de los aparatos eléctricos por tiempo prolongado, ocasionando mayor consumo de energía en el verano e incremento del pago en el recibo de energía eléctrica. De esa forma, se repercute a la economía familiar.

Por ello, es importante realizar un ajuste en las tarifas eléctricas vigentes en las distintas regiones del estado de Yucatán, principalmente en municipios como Valladolid y Tizimín, zonas donde la temperatura es superior a 31 grados centígrados, y se pide que se deje de aplicar la tarifa “1B” y en cambio se aplique la tarifa “1D”.

Ávila Ruiz, señaló que la implementación de una nueva tarifa eléctrica, de 1B a 1D, basada en las temperaturas reales, dadas las condiciones climatológicas del estado de Yucatán, se verá reflejada en una mejor calidad de vida para muchos yucatecos, así como un mejor uso de la finanzas pública para el gobierno del estado, el cual otorga subsidios al servicio de energía eléctrica para aminorar y apoyar a la población en el costo de este servicio, dado que el 90.4% de los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad pertenecen al sector doméstico.

Revista Digital



Playa del Carmen

Mérida, Yucatán

Tweets Recientes

Voz De Mujer Peninsular