Conectate con nosotros

Yucatán

Automedicación afecta a un porcentaje significativo de Adultos Mayores

ISSSTE PRESENTE EN EL DIA DEL ABUELO

Publicado

el

* En la mayoría de los hogares de Adultos Mayores existe una “polifarmacia” con remedios para todo * Los adultos mayores No deben automedicarse.

Mérida. Yucatán a 25 de agosto de 2021.– Muchos adultos mayores padecen enfermedades crónicas degenerativas y con el tiempo, la experiencia se sienten capaces de auto medicarse, sin los conocimientos necesarios de la gran responsabilidad que representa el administrar  un medicamento para mitigar alguna dolencia, esto en el peor de los casos puede incluso causarles la muerte, debido a que existen medicamentos  que no son compatibles y causan efectos colaterales  alertó la Dra. Alba Díaz de Noriega, Geriatra de la Clínica-Hospital de APP Mérida del ISSSTE  en Susulá.

Refirió que cada persona es diferente por lo que el consumo de medicamentos debe ser recetado por un médico. “La automedicación  es una práctica irresponsable y de serio cuidado debido a que cada vez aumenta más el número de personas mayores de 65 años, las cuales, por efectos del envejecimiento son más vulnerables a las enfermedades, mismas que, en su mayoría requieren de tratamiento farmacológico y atención personalizada por los servicios de salud”.

Comentó que los mayores de 65 años consumen de 2 a 3 veces más medicamentos que el promedio de la población en general y por lo mismo tienen mayor probabilidad de sufrir reacciones medicamentosas, incluso según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se considera ser víctima de polifarmacia cuando se consumen más de 3 medicamentos simultáneamente y entre el 65 y el 94% de los adultos mayores consume algún tipo de fármacos. Los medicamentos que más se recomiendan  sin acudir al médico son para curar diarreas, los dolores de cabeza, las gripas y el insomnio.

“Las reacciones secundarias a fármacos  ocurren en el 25% de las personas adultas mayores de 65 a 70 años”. De los ingresos a un hospital del 3 al 10% se deben a reacciones secundarias al consumo de fármacos, y un tercio de ellos  son adultos mayores que se intoxicaron”

“Los fármacos son responsables  del 50% de las complicaciones de la hospitalización debido a reacciones adversas a los medicamentos. El papel del Geriatra con frecuencia se convierte en el auditor  de los fármacos que han sido prescritos por otros médicos, con el fin de evaluar periódicamente la justificación  del uso de cada medicamento por el paciente”.

Dijo que no sólo es importante que el medico conozca y este familiarizado  con los cambios farmacológicos que ocurren en el adulto mayor,  sino que debe percatarse de su situación biopsicosocial, como por ejemplo; problemas mentales, soledad, pobreza, ignorancia, escepticismo, problemas sensoriales, depresión, falta de un cuidador. Todo  esto contribuye para que el apego terapéutico se dé rigurosamente o no, con las consecuencias lógicas.

Exhortó  a la población en general a no auto medicarse  y a cerrar las polifarmacias que existen en los hogares, solicitó a los adultos mayores a acudir periódicamente  al médico  y no auto medicar a sus hijos y a sus nietos  porque lejos de curarlos  pueden desencadenarse un mal mayor, para eso está la consulta médica.

Dra. Alba Diaz de Noriega, Geriatra de la Clínica-Hospital de APP Mérida del ISSSTE  en Susulá.
Dra. Alba Díaz de Noriega, Geriatra de la Clínica-Hospital de APP Mérida del ISSSTE en Susulá.

“Si se sienten mal lo mejor es que acudan con un profesional de la salud”.

Destacó que a mayor número de medicamentos que consume una persona, mayor es el riesgo de que se presenten interacciones entre los mismos medicamentos o les generen efectos adversos al paciente; Esto es aún más importante para los adultos mayores quienes, por el envejecimiento mismo, presentan cambios en la distribución  y el metabolismo de los medicamentos, y tiene un mayor número de enfermedades, incrementando por tanto el riesgo de que presenten efectos adversos o secundarios a las mismas dosis o con el mismo número de medicinas que los jóvenes.

“La polifarmacia se considera  un problema de salud pública, que afecta la calidad en el sistema de atención médica y representa altos costos sociales y económicos al paciente, familiares y al sistema de salud.”

“Los adultos mayores acuden generalmente con varios médicos (familiar, cardiólogo, internista, neurólogo, ortopedista, etc.) que dan manejo a la patología que les corresponde, sin contar con la información completa  delos diagnósticos y tratamientos que el paciente ya tiene prescritos, favoreciendo las duplicaciones (dos medicamentos para el mismo efecto) efectos adversos o interacciones farmacológicas.

En ocasiones los adultos mayores presentan síntomas asociados a la prescripción de un fármaco (por ejemplo estreñimiento), pero si quien lo atiende no conoce toda la lista de medicamentos  que consume o los efectos secundarios de los mismos, puede indicar un nuevo medicamento (un laxante) en lugar de retirar  o cambiar el fármaco que lo está provocando. A esto se le denomina  prescripción en cascada  y es uno de los principales responsables de la polifarmacia”.

Destacó  que es muy importante que los adultos mayores tengan anotados todos los medicamentos que consumen (incluidos vitaminas, suplementos o remedios naturales), la presentación y la dosis, la hora de la toma de los mismos y que a todas las citas que acudan lleven esa lista, para que quien los atienda  esté al tanto  y pueda realizar una prescripción apropiada.

Finalmente explicó  que los Geriatras son los médicos especialistas en la atención integral del adulto mayor, y tienen entre muchas otras funciones, la revisión periódica de la prescripción  de los pacientes para el retiro de los medicamentos que no tienen beneficio clínico establecido o que consideran potencialmente inapropiados por el alto riesgo de generar efectos secundarios en esta población vulnerable (caídas, fracturas, hospitalizaciones e incluso la muerte).

“No se trata simplemente de retirar medicinas, sino de hacerlo con conocimiento y basados en evidencias, para buscar como fin último, la mejoría de la calidad de vida de nuestros adultos mayores simplificando su prescripción, facilitando el apego a la misma y sobretodo evitando complicaciones potencialmente graves”.