Conectate con nosotros

Cultura

Casa de las Artesanías, con amplia oferta para decorar el altar de Fieles Difuntos

Publicado

el

La venta de los artículos beneficia a las familias que los elaboran, en su mayoría del interior del estado.

Mérida, Yucatán.– La Casa de las Artesanías (CAEY) tiene lista una amplia gama de artículos alusivos a la cultura maya para ofrecer en el altar de Hanal Pixán, con lo cual se reafirma el apoyo del Gobernador Mauricio Vila Dosal hacia este sector, pues la venta de estas creaciones beneficia a la economía de las personas del interior del estado que las elaboran. 

Chocolates, jícaras, lecs, platos, cajetes, candelabros en incensarios de barro,  así como juguetes hechos de madera tallada como baleros, yoyos, kimbomba y pelotas de hilo de cáñamo, son parte de la oferta que tiene dicho espacio para los hogares yucatecos.

En la CAEY los precios son sumamente accesibles para clientes nacionales, extranjeros y locales, contrario a lo que la gente piensa por ser una tienda enfocada al turismo. Por ejemplo, una jícara pequeña cuesta cinco pesos; la mediana, 10 pesos, y las grandes hasta 15 pesos, siendo costos muy competitivos. 

Así, quien visita este espacio constata la excelente calidad de las piezas en exhibición,  cuya venta ayuda a la economía de las familias que se dedican a elaborar estas creaciones, que ponen en alto a la cultura maya.

Clientes de la tienda cuentan cómo esperan con ansías estos días dedicados a sus seres queridos, en los que se esmeran por obtener todo lo necesario para el altar, en especial en Yucatán, pues, según la creencia popular, se suele recibir a las almas con chocolate o café servido en jícaras, acompañado de sus tortillas calientes en el lec.

La matriz  de la CAEY está en el barrio de Monjas, en la calle 63 por 64 y 66 del Centro Histórico. También, se puede apreciar la variedad de artículos en las sucursales de Santa Ana, en la calle 47 por 58 y 60 del primer cuadro de la capital, así como en la planta alta del Aeropuerto Internacional de Mérida y en el parador turístico de Uxmal.