Conectate con nosotros

Yucatán

En el Día Mundial de la Alimentación, DIF refrenda compromiso con las familias yucatecas

Publicado

el

Este año, se ha beneficiado a más de 202 mil 100 personas en situación vulnerable, en todo el estado. Desayunos escolares más saludables, atención a mujeres embarazadas y paquetes con productos de mayor calidad, entre las mejoras promovidas durante 2020.

Mérida, Yucatán, 20 de octubre de 2020.- Brindar a la ciudadanía una alimentación suficiente, frecuente, variada y de calidad es una de las encomiendas más importantes del Gobernador Mauricio Vila Dosal, por lo que durante la pandemia actual, tras los embates de las tormentas Amanda, Cristóbal, Gamma y el huracán Delta, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán no ha detenido sus acciones por la seguridad alimentaria y las mejoró significativamente.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, la directora de la dependencia, María Cristina Castillo Espinosa, afirmó que este tema es prioritario para el Ejecutivo, pues es la base para una sociedad sana, fuerte y con mayores oportunidades de desarrollo, por lo que, este año, se ha fortalecido las estrategias y han llegado a más personas en situación de vulnerabilidad.

“Hemos puesto en marcha acciones y programas enfocados a la atención integral en materia de alimentación para toda la población, empezando con una de las etapas más importantes en la vida del ser humano: la primera infancia, donde la alimentación juega un papel importante para el desarrollo y crecimiento de niñas y niños”, destacó.

Informó que, en enero, se implementó el esquema “Asistencia social alimentaria en los primeros mil días de vida”, cuyo objetivo es garantizar tanto la salud como el bienestar de las mujeres embarazadas y sus bebés desde la gestación, con una correcta nutrición; se busca que las mamás accedan a productos de calidad para que todo su proceso sea sano y, al nacer, la hija o el hijo tenga un adecuado crecimiento. En 86 municipios en situación de vulnerabilidad, se atiende a dos mil 658 mujeres y lactantes.

La incorporación de galletas integrales elaboradas a partir de semillas de ramón es otra innovación que se puso en marcha este año; con el alto contenido de fibra de esta receta, estudiantes de preescolar, primero y segundo de primaria, cuentan con una buena digestión y pueden lograr un mejor rendimiento. También, se incluyó oleaginosas en el mix de frutas de los Desayunos Escolares, que favorecen a 116 mil 453 infantes en todo el territorio.

Asimismo, siguiendo las medidas de prevención ante el Covid-19, se entregó a domicilio los paquetes del Programa de Asistencia Integral en Alimentación para personas adultas mayores y con discapacidad; “se duplicó la cantidad de arroz y frijol, y se agregaron dos variedades de verduras, con el único objetivo de ofrecer una mejor alimentación a las más de 29 mil personas que los reciben”, indicó la funcionaria.

Destacan los Espacios Escolares y Comunitarios de Alimentación, Encuentro y Desarrollo (EECAED), que actualmente operan en 75 demarcaciones, sobre los que dijo: “aún durante el periodo de aislamiento social, el 80 por ciento de estos espacios continuó apoyando a la población con una ración de alimentos al día; sabemos que muchas familias tuvieron que quedarse en casa para no enfermarse y, gracias a este apoyo, pudieron tener en sus hogares alimentos de calidad”.

Tras el paso de las tormentas Amanda y Cristóbal, estos sitios siguieron respaldando a sus beneficiarias y beneficiarios, así como a las familias afectadas por las inundaciones, resultado de la labor conjunta del DIF y los Ayuntamientos. Cabe resaltar la incorporación de pollo deshebrado en los paquetes otorgados, para elaborar los platillos que se sirve diariamente en estos comedores.

Se distribuyó 21.5 toneladas de tilapia fresca, en coordinación con la Secretaría de Pesca y Acuacultura Sustentables (Sepasy), pues el alto contenido de proteínas y ácidos grasos esenciales de esta especie permite mejorar la nutrición y la salud. Además, en septiembre, comenzó el reparto de mil 255 pavos de doble pechuga para engorda; seis mil 100 pollos para el mismo fin y mil 840 gallinas de doble propósito, a 648 familias en 27 localidades, dentro del programa de Grupos de Bienestar y Desarrollo Comunitario.

Con ello, además de cuidar la alimentación, la dependencia contribuye a reactivar la economía familiar. Actualmente, existen 58 agrupaciones en igual número de localidades en 37 municipios, con un total de mil 245 personas, que a través de proyectos productivos, fomentan entornos saludables y una mejor calidad de vida en sus comunidades, consideradas como de alta o muy alta marginación, a la vez que promueven la salud, al difundir e implementar medidas de prevención ante el Covid-19.

Todas las acciones y estrategias que han puesto en marcha el DIF Yucatán están acompañadas de un componente muy importante: educación, orientación y promoción en alimentación, que imparte su equipo de nutriólogas y nutriólogos junto con personal del ramo de los Ayuntamientos; así, las y los beneficiarios pueden conocer la importancia de comer sanamente y en horarios establecidos, el plato del bien comer y cuáles son los nutrimentos necesarios para vivir mejor.

Por otra parte, tras las inundaciones generadas por la tormenta Cristóbal y el huracán Delta, junto con el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), la dependencia estatal implementó el programa de Atención a la Población en Condiciones de Emergencia (APCE), para apoyar con paquetes y raciones de comida a más de 39 mil 850 personas en situación de vulnerabilidad, en demarcaciones como Tekax, Tizimín, Dzidzantún, Ixil, Peto, Tekax, Tzucacab, Las Coloradas, San Felipe y Yaxcabá.

Aunado a todo lo anterior, mediante la estrategia Yucatán Solidario, que puso en marcha el Gobierno del Estado junto con la sociedad civil, también se ha contribuido a fortalecer la alimentación de la población. Gracias a los donativos de productores locales, ciudadanía y el sector empresarial, a la fecha, se ha logrado recolectar y distribuir más de mil 491 toneladas de productos perecederos o no perecederos.

Con estas y muchas otras acciones, el Ejecutivo y el DIF Yucatán reiteran su compromiso de ofrecer mejores condiciones de vida a las familias que más lo requieren.