Conectate con nosotros

Uncategorized

Las terminales marítimas que opera la APIQROO resistieron a los embates del huracán Zeta

Publicado

el

Ultramar reanuda su servicio de transporte marítimo de pasajeros, en la ruta Puerto Juárez-Isla Mujeres, y de carga en Punta Sam

Cancún. – Las oficinas y terminales marítimas que opera y administra la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (APIQROO) no sufrieron daños por el paso del huracán Zeta, informó la directora de la paraestatal, Alicia Ricalde Magaña.

Señaló que el servicio marítimo de transporte pasajeros y carga en las rutas de Cozumel-Playa del Carmen, aún se encuentran suspendidos, hasta nuevo aviso.

Indicó que Ultramar anunció en sus redes sociales la reanudación del servicio de transporte de pasajeros en la ruta de Puerto Juárez-Isla Mujeres, a las 11 de la mañana, para continuar con salidas cada hora; mientras que el de carga a las 16:30, desde Punta Sam, y a las 13:30 y 18:30 horas, desde Isla Mujeres.

“Estamos a la espera de que las autoridades marítimas nacionales consideren que el clima es apto para la navegación en general y garantizar de esta manera la integridad de los usuarios y de las propias embarcaciones”, destacó.

Ricalde Magaña detalló que las terminales marítimas que administra la APIQROO, solo registraron algunos daños pequeños.

°En Puerto Morelos se perdieron seis boyas, se dañaron dos amarillas y dos verdes desgaritadas, así como se rompieron dos lámparas del muelle y se cayó parte del muro colindante con la calles”.

En el caso de Isla Mujeres se dañó el atracadero de madera, se rompió la banda sur del muelle principal de concreto completamente roto, tablones de madera del muelle marginal de la terminal de pasajeros con daños en las uniones entre ellos y el letrero principal con pérdida de una letra”.

“Fueron daños no mayores, nada que lamentar o que impida la operación de nuestras instalaciones”, agregó.

La funcionaria estatal recordó que el impacto de Zeta fue de un huracán de categoría uno, por lo que las medidas preventivas eran apremiantes para resguardar las instalaciones de la empresa y garantizar la integridad de los usuarios.