Conectate con nosotros

Ecología

“Motores ECOLÓGICOS y Marina seca es una de las propuestas del PROTUR en la Laguna de Bacalar”

Publicado

el

Si bien es cierto que uno de los sectores más conscientes del cuidado de la Laguna de Bacalar son los prestadores de servicios náuticos, con iniciativas como Un día sin Navegación para dar un respiro a la laguna, para mantener los atractivos turísticos y servicios ambientales, hacemos un llamado a HACER NUESTRA  una meta  común y continua: mantener el buen estado de conservación de La Laguna de Bacalar de forma continua y estudiada.

Si aceptamos la meta y trabajamos en colectivo, evitaremos generar contaminación con los los motores, lo que SIN DUDA MEJORARÁ  la calidad del agua y serán  enormes los beneficios en naturaleza y turismo.

Para la economía local son importantísimas las actividades  náuticas que se  practican  con diferentes tipos de embarcaciones: veleros, lanchas, pontones, catamaranes, kayacs, padles ya que todos ofrecen grandes experiencias al visitante, pues conocer y disfrutar la laguna es el principal interés turístico en el Municipio de Bacalar.

Nos encontramos en un momento clave de organización social y es muy posible asegurar el éxito del destino turístico a largo plazo; por tal motivo,  uno de los contenidos del PROTUR (Programa de gestión común y uso público en la laguna de Bacalar) es  que las embarcaciones estén en excelente estado para evitar derrames de aceites,  combustibles, restos de pintura de los cascos, óxidos y otras sustancias, que poco a poco deterioran.

En el PROTUR proponemos que el mantenimiento y cambio de aceite de los motores náuticos sea fuera del agua y usar solo motores eléctricos o de 4 tiempos, ya que  son claves para evitar la degradación ambiental y que su deterioro incide negativamente en la economía local.

Afortunadamente los ecosistemas formados por manglares, estromatolitos (microbialitos), aves, peces, reptiles y todos los seres que habitamos dentro y en el entorno de la Laguna de Bacalar, nos dan lo necesario para la vida, somos los guías y guardianes de la laguna, tenemos en nuestras manos, como operadores náuticos, la capacidad de cuidar tan preciado tesoro, para el bienestar social, ambiental y económico de nuestras familias y siguientes generaciones.