Conectate con nosotros

Nacional

Piden firmas contra restitución de jueces que liberaron a presunto feminicida

Publicado

el

CIMAC Noticias / Ciudad de México. El 15 de abril el Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México ordenó que los jueces Federico Mosco y Luis Alejandro Díaz, señalados por no garantizar justicia a una víctima de feminicidio, fueran restituidos aún cuando habían sido retirados del cargo.

En un acuerdo público el Consejo de la Judicatura argumentó que anulaba la suspensión “con el propósito de equilibrar las cargas de trabajo” durante la emergencia sanitaria por COVID-19 y ante el aumento en casi 60 por ciento de denuncias por violencia contra mujeres y niñas.

Ante este anuncio el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social inició una petición en la plataforma web change.org dirigida al magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez, para exigir que los jueces no regresen a sus actividades como juzgadores.

La organización civil señaló que esta decisión pone en peligro a las mujeres y niñas de esta ciudad, al actuar de manera omisa y negligente.

Como evidencia, el Grupo de Acción mencionó que Carlos Trujillo dejó en libertad a la ex pareja sentimental de Abril al reclasificar los delitos de feminicidio en grado de tentativa a los de violencia familiar y lesiones; mientras que el juez Federico Mosco dejó en libertad a la expareja de Abril, a pesar de que le fracturó el cráneo a batazos y le cortó la cara con un cúter.

En septiembre de 2019, Mosco también dejó libre a un acusado de violación serial que operaba en la Ciudad de México y que estaba relacionado con al menos cuatro ataques sexuales.

Tras el feminicidio de Abril, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México promovió una queja ante el Consejo de la Judicatura y solicitó una investigación en contra de los dos jueces que permitieron la libertad de la ex pareja sentimental de Abril Cecilia Pérez Sagaón, quien fue asesinada el pasado 29 de noviembre de 2019, frente a sus hijos.

La organización aseguró que estos servidores públicos afirmaron en sus actuaciones “que no se podía argumentar la violación porque no era creíble que abusara de una mujer habiendo luz del día” y suspendieron las medidas cautelares que brindaban protección a Abril para dejar libre a su agresor, con la única condición de que acudiera a firmar al juzgado semanalmente.

Abril fue ejecutada frente a sus dos hijos cuando circulaba en su vehículo a la altura de calle Corina y Río Churubusco, en la colonia Del Carmen, en Coyoacán. Unos sujetos en motocicleta se le emparejaron al automóvil Chevrolet, Malibú, donde Abril viajaba como copilota y la ejecutaron.

El Grupo de Acción está recopilando firmas para mostrar su desaprobación ante la restitución de los jueves y exigir su destitución permanente, así como una investigación adecuada y la garantía de que la impartición de justicia se haga en todo momento con base en tratados internacionales de Derechos Humanos y con perspectiva de género.