Conectate con nosotros

Nacional

Reprueba OCNF propuesta de titular de Inacipe para reducir feminicidio a feminicidio por violencia familiar

Publicado

el

CIMAC NOTICIAS / Ciudad de México. El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) reprobó la propuesta del director del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), Gerardo Laveaga Rendón, de reducir el tipo penal de feminicidio a “feminicidio por violencia familiar”.

Como documentó Cimacnoticias, durante el foro “El combate al feminicidio a 8 años de su incorporación en el sistema de justicia: experiencias y desafíos” —que organizó la Cámara de Diputados el miércoles 15 de abril—, el director General del Instituto Nacional de Ciencias Penales, Gerardo Laveaga Rendón, insistió en que el tipo penal de feminicidio “sólo obstaculiza el trabajo de los fiscales” porque comprobar que alguien mató a una mujer por razón de género se vuelve “complicadísimo”.

En consecuencia, el funcionario propuso castigar por feminicidio “a quien prive de la vida a su mujer, a su novia, a su cónyuge o quien tenga una relación similar”.

Al respecto, el OCNF, constituido por 44 organizaciones de la sociedad civil ubicadas en 24 estados de la República, emitió un comunicado en el que reprueba “de manera rotunda” la propuesta de Laveaga Rendón.

“La propuesta evidencia la falta de perspectiva de género del titular del INACIPE, así como la ausencia del análisis del contexto de discriminación y de criminalidad en el que las mujeres son asesinadas en México”, expresó el Observatorio.

Ello porque de acuerdo con lo que el OCNF ha documentado, las mujeres víctimas de feminicidio en México han sido a sometidas a actos crueles (como con objetos contusos, violencia sexual, quemaduras, desmembramientos, armas de fuego, entre otros) que advierten la participación de actores criminales como la delincuencia organizada. Esto demuestra que los agresores no son únicamente personas cercanas a las víctimas.

En el ​“Informe Implementación del Tipo Penal del Feminicidio en México: Desafíos para acreditar las razones de género 2014-2017”, el OCNF documentó que sólo 34 por ciento de los casos de  feminicidio estuvieron relacionados con violencia familiar; mientras que la mayoría de los agresores se encuentra en estado desconocido debido a la falta de investigaciones prontas y eficaces que puedan identificar plenamente a los otros agresores.

El OCNF fijó que como defensoras de los Derechos Humanos les preocupa que el titular del INACIPE —dedicado a la investigación, la docencia y la divulgación de las ciencias penales, así como a la formación y capacitación de servidores públicos en las áreas de procuración y administración de justicia— tenga esa postura.

También criticaron que el funcionario haya declarado: “A mí no me gusta el tipo penal de feminicidio. El delito como está concebido obstaculiza el trabajo de fiscales y de jueces. De pronto, golpean a una mujer. ¿Fue tentativa de homicidio o de feminicidio? Se vuelve complicado y es aprovechado por los que maltratan a mujeres”.

Esta declaración tiene como antecedente que en febrero pasado, en el marco de la iniciativa de creación de un Código Penal Único en México, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, propuso también eliminar el tipo penal del feminicidio para redefinirlo como agravante del homicidio.

El Observatorio informó que a la fecha todos los estados han tipificado el delito de feminicidio en México, pero 13 no cuentan con los elementos objetivos suficientes para acreditar las razones de género. Dichos estados son: Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Michoacán, Tlaxcala, Yucatán, Baja California, Nayarit, Puebla, Quintana Roo y Tabasco.

También precisó que los protocolos de actuación para la investigación del delito de feminicidio no han sido actualizados al nuevo Sistema de Justicia Penal, Debida Diligencia, Perspectiva de Género, Derechos Humanos y mucho menos la Perspectiva Intercultural, estándares que garantizarían el acceso a la justicia para las víctimas y sus familias.

Y reiteró que el reconocimiento y tipificación del delito de feminicidio es resultado de la lucha de mujeres, madres y familiares de víctimas de feminicidio, académicas feministas y defensoras de Derechos Humanos que visibilizan esta problemática desde los años 90 en Ciudad Juárez.

“Hoy más que nunca reiteramos que el feminicidio debe ser sancionado, por lo que el tipo penal tiene que ser implementado, no reducido y mucho menos desaparecido”, expresó el Observatorio.