Conectate con nosotros

Nacional

Trabajadoras de Totalplay, obligadas a trabajar durante contingencia

Publicado

el

Escrito por Angélica Jocelyn Soto Espinosa | CIMAC NOTICIAS

Ciudad de México. Pese al riesgo masivo de contagios por COVID-19, empresas de telecomunicaciones y maquiladoras de servicios no esenciales impiden que trabajadoras, con los sueldos más bajos de cada sector, se queden en sus casas.  

Desde la primera quincena de marzo, el gobierno federal hizo un llamado enfático a todo el país para “Quedarse en casa”; el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López- Gatell Ramírez, incluso dijo que ésa era la última oportunidad para evitar una escalada rápida de contagios que rebasara los de por sí insuficientes servicios hospitalarios del país. 

Sin embargo, en el Estado de México, dos trabajadoras que venden servicio de internet de casa en casa recibieron un mensaje totalmente contrario. Por oficio con fecha del 2 de abril, la empresa Totalplay Telecomunicaciones S.A de C.V (perteneciente a Grupo Salinas) les informó lo siguiente: “es indispensable que toda la estructura de Totalplay continúe operando, incluyendo los puntos de venta al público, por lo que se exhorta a las autoridades a no restringir o limitar la operación de la empresa, a efecto de garantizar a la población el derecho fundamental de acceso al servicio público de telecomunicaciones”. 

El oficio, firmado por Alejandro Enrique Rodríguez Sánchez como representante legal, se ampara en el Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 31 de marzo, que establece entre las actividades esenciales el de telecomunicaciones. Este decreto no es exhaustivo en la descripción del tipo de actividades de telecomunicaciones que deben mantenerse en funcionamiento; sin embargo, sin las promotoras, Totalplay podría seguir ofreciendo vía telefónica sus servicios que, aunque la empresa asegura que son un derecho, no son gratuitos. 

El pasado 10 de abril, las dos trabajadoras, ambas jefas de familia a cargo de cuatro hijos, y una hija respectivamente, relataron su situación a Cimacnoticias mientras tocaban el timbre de los hogares en Nezahualcóyotl, identificado como el municipio con mayor número de contagios en el Edomex. Hasta el 15 de abril se tenían 105 casos diagnosticados en este municipio.

Las empleadas no tienen para su protección más que una botella de 30 mililitros de gel antibacterial que debe servirles para una jornada de trabajo de 9 horas seguidas de tocar timbres, hablar con decenas de personas e intercambiar objetos como plumas y hojas. También les dieron unos guantes y un cubrebocas que prefieren no usar porque les irrita la cara, les impide hacer su trabajo y no son útiles para evitar contagio, de acuerdo con lo que el propio Gatell ha dicho en sus conferencias vespertinas.

Las trabajadoras aseguraron que pidieron hacer cuarentena para protegerse del nuevo virus pero sus jefas superiores les dijeron que era orden directa de Ricardo Salinas Pliego, director de Grupo Salinas. “Que el señor dijo que no, que nos íbamos a morir de hambre y no de coronavirus. Nos dijeron: o trabajas o te quedas en casa y no percibes nada. Entonces preferimos trabajar”, relataron. 

Las mujeres deben garantizar un mínimo de siete servicios instalados para recibir mil 700 pesos semanales. Sus jefas inmediatas les dijeron que en caso de presentar malestares no les dijeron si la empresa les va a respaldar o a pagar más.

Obreras, las más afectadas

Esta situación no es exclusiva del sector de telecomunicaciones, pues en las entidades del norte del país al menos 15 trabajadoras de maquilas de diferentes industrias han fallecido a causa del COVID-19, esto con base en reportes de prensa revisados por esta agencia de noticias. 

Por ejemplo, el pasado 14 de abril, el jefe de prestaciones médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Chihuahua, informó que de las 16 personas que han fallecido en el estado de Chihuahua a causa del coronavirus (COVID-19), 13 eran empleadas de una maquiladora en Ciudad Juárez. La empleada pertenecía a Lear Corporation, que fabrica asientos y sistemas eléctricos para automóviles, los cuales no son considerados productos esenciales. 

El mismo día, la Revista Proceso publicó que dos trabajadoras de la industria maquiladora Plamex, SA de CV (Plantronics INC), ubicada en Tijuana, fallecieron contagiadas de COVID-19, y una más se encuentra grave, razón por la cual el gobierno del estado ordenó su cierre hasta el 30 de abril.

El sector de la maquila en México es uno de los más feminizados en el país, ya que según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía Inegi, más del 50 por ciento de las personas que se emplean en las líneas de producción son mujeres.

La abogada laborista Susana Prieto Terrazas, asesora jurídica del movimiento obrero matamorense 2032 y defensora de los Derechos Humanos laborales en Chihuahua, explicó en entrevista con Cimacnoticias que ha recibido denuncias por parte de trabajadoras y trabajadores contra maquilas en Matamoros, Reynosa, y Ciudad Juárez, Chihuahua, ya que  violaron el decreto nacional que se emitió el 30 de marzo al aglomerar a miles de personas en cada turno laboral.

Pero estos no fueron los únicos abusos, de acuerdo con la abogada. En el caso de mujeres embarazadas, adultas mayores y con otros factores de riesgo, los empleadores las obligaron a tomar sus vacaciones y días de descanso como parte de la cuarentena; en otro caso, se les orilló a firmar convenios sin goce de sueldo o con salarios disminuidos. Hay casos en Parral, Chihuahua, en los que familias de obreras y obreros llevan hasta cuatro semanas viviendo con 45 pesos semanales.

Susana Prieto aseguró que también ha asesorado casos de mujeres embarazadas o en periodos de lactancia, a quienes se les ha impedido ir a su casa bajo engaños. Uno de los argumentos que más se les ha dado es que con su trabajo, se elaboran los cables que van dentro de unas máquinas que se ocupan en los hospitales de Esatdos Unidos.

La abogada también acompañó el caso de una trabajadora en periodo de lactancia, a quien inicialmente se le impidió ir a su casa a pesar de presentar síntomas de contagio. Luego de insistir mucho y de que su hijo enfermara, la mujer consiguió que el IMSS le concediera una licencia de incapacidad de 11 días pero con un sueldo disminuido.  

Pese a estos abusos, Susana Prieto denunció que hasta el pasado 14 de abril no se había clausurado a ninguna maquila en Chihuahua; por el contrario, la pandemia causó un vacío de poder, pues las autoridades laborales locales emitieron oficios para avisar que suspendían funciones hasta el 5 de mayo de 2020. 

Entre las empresas que más han denunciado violaciones laborales por despidos masivos o por no frenar laborales, de acuerdo con la abogada, está Electrocomponentes de México y Electroluz, que fabrican bandas de electrodomésticos, considerados no esenciales durante esta emergencia. 

La abogada explicó que en el norte del país la mano de obra femenina sigue siendo más barata, no más de 390 pesos, lo que profundiza sus condiciones de vulnerabilidad durante esta pandemia. Otra característica de ese sector, es que miles de obreras son migrantes, quienes llegan a trabajar a Chihuahua sin una familia o solas con sus hijos. Aunque se ordenó a nivel federal que las estancias infantiles permanecieran abiertas, de acuerdo con la defensora de los derechos laborales, todas las guarderías en esa entidad permanecen cerradas. 

El pasado 11 de abril, López-Gatell llamó a los gobernadores del país a implementar los operativos necesarios para garantizar que empresas que realizan actividades no esenciales no sigan operando. Como parte de este llamado, el gobierno federal incluso hizo públicos los nombres de las empresas que han violado los derechos laborales de las personas durante la pandemia. Sin embargo, los cierres forzados de las maquilas iniciaron días después de la muerte de las trabajadoras.