Conectate con nosotros

Quintana Roo

Una violenta experiencia pone al descubierto incapacidad policial

Publicado

el

En vez de apoyo, una mujer víctima de intento de feminicidio recibe recriminaciones de elementos de la policía municipal

POR MARTHA TORRERO ORTEGA

Chetumal.- “El miedo te congela y no puedes hacer nada… yo solo pensaba que no me fuera a matar. Lo único que tenía en la mente eran mis hijos, no dejarlos solos, estar con ellos y regresar a la casa”, narró Dennys Aremy Pérez Muñoz, quien fue víctima del ataque de un sujeto en Playa del Carmen.

La víctima dio a conocer su ingrata y violenta experiencia para alertar a más mujeres, para que las autoridades asuman su responsabilidad y para descubrir la ola de inseguridad que viven las mujeres en una ciudad que parece no tener autoridades.

Explicó que antes de las 8 de la mañana se dirigía a su trabajo, caminó por una vereda en la que había hierba alta y basura. De la nada salió un hombre que la sujetó por el cuello, que la sujetó y le puso un cuchillo en el cuello.

“No iba a ninguna fiesta, mal vestida u otra cosa que hubiese motivado este ataque. Simple y sencillamente me dirigía a mi trabajo cuando esto pasó.

Según narró, vive en Paseos de Xcacel en Playa del Carmen. Caminó por un tramo de terracería para abordar el transporte público, ya que ese día su esposo no la pudo llevar.

“No es primera vez que paso por ahí, no sé qué hubo de diferente, estaba de espaldas, no oí que se moviera la maleza, tampoco que se moviera algo de la basura, solo sentí como alguien me agarró detrás y me puso algo en el cuello no sabía si un cuchillo realmente o que era”, abundó.

Dijo que en esos momentos no sabía si la quería asaltar o le iba a hacer algo.

“El, continuó, me toma por la espalda, no trata de quitarme la bolsa, tiene aliento alcohólico, lo que si hacía era oler mi cabello, después quiso desabotonar mi blusa, incluso me rompió un botón, después me jaló e intentó meterme a la maleza”.

Señaló que por el impacto primero se quedó paralizada hasta que ya se recuperó y comenzó a forcejear con el sujeto.

“Fueron cuestión de minutos, para mí, horas… vi un carro a lo lejos, no sé si porque él se rindió de jalarme y me soltó… corrí… un señor me auxilió, no recuerdo qué me dijo, tomó su celular y llamó a la patrulla que tardó 15 minutos en llegar, yo no podía hablar”, explicó.

Comentó que ella logró llamar a una de sus amigas para que la apoyara. Refirió que muchas personas se acercaron, algunos curiosos y otros para apoyarla, incluso un señor se quedó con ella hasta que llegó su amiga.

Denunció que cuando por fin llegó la patrulla, los policías no hicieron nada y por el contrario le recriminaron que hubiera caminado por ese tramo.

“Me dijeron no debía pasar por ahí, que a la próxima de toda la vuelta. Esto me dio mucho coraje porque no recibí apoyo de la autoridad. En lugar de culparme debieron meterse a la maleza a buscarlo y solo dieron una vuelta en su patrulla”, agregó.

Manifestó que cuando llegó su amiga la acompaño al Ministerio Público a interponer la denuncia correspondiente y recibió una atención distinta a la de los policías, ya que si le proporcionaron apoyo. Informó que se abrió carpeta de investigación correspondiente.

Mencionó que para alertar a otras mujeres subió a sus redes sociales lo que le sucedió.Sin embargo, recibió algunos comentarios negativos.Indicó que si bien la mayoría fueron de empatía y apoyo hubo quien la responsabilizó de lo que le sucedió.

“Esos comentarios no me lastiman, pero hay gente que te culpan y tienen esposa, hijas, mamá y lamentablemente algunas mujeres también hicieron señalamientos”, añadió.

Dijo que afortunadamente no pasó del susto y una herida superficial.