Conectate con nosotros

Quintana Roo

Destruye secuestro la vida de ex empresario cancunense

Publicado

el

“Se pagaron los siete millones de pesos y aún así no respetaron la vida de mi esposa… ella amaneció muerta”.

Recordó el ex empresario cancunense, quien bajo solicitud de su anonimato accedió a narrar la desagradable y triste historia de cómo perdió todo hace cuatro años, cuando su esposa fue secuestrada y asesinada por no cubrir los 10 millones de pesos que pedían por su rescate.

“Jorge” detalló que antes de este episodio ya había logrado forjar un patrimonio sólido a base de su trabajo y el de su mujer.

“Me iba bien, me costó mucho empeño y esfuerzo, después de muchos años abrí un video-bar-billar y al paso del tiempo logré abrir una taquería, todo iba de maravilla, muy buena entrada de dinero”, relató.

Sin embargo, todo esto se acabó cuando su esposa fue privada de su libertad, muy probablemente por gente cercana a ellos, según consideró.

“Empecé a mal vender todo, porque obviamente en esos momentos cuando te agarran de urgencia la propia gente que está a tu alrededor se aprovecha de la situación”, manifestó.

En su desesperación logró reunir siete millones de pesos, más de 50 por ciento de lo que pedían por liberar a su esposa, pero no fueron suficientes y una semana después de pagar la cantidad recaudada la víctima apareció sin vida en una zona privada de la ciudad.

“Me destruyeron económicamente, me destruyeron moralmente y la única fibra familiar que no pudieron tocar y que fue por lo que me quedé, fue el regalo que ella medio… nuestro hijo; pero estuve a punto de llegar al suicidio”, reveló el ahora ex hombre de negocios.

Ahora, a cuatro años de lo sucedido, “Jorge” entró a trabajar como empleado en un lugar, que por cuestiones de seguridad prefirió omitir, donde se gana el sustento para mantener a su hijo de 15 años, que tuvo junto a su difunta. También se ha alejado de su antiguo círculo social y únicamente está dedicado a lo que quedó de su familia.

“Estoy empezando desde cero en un trabajo difícil, en un trabajo guerrero, empezando desde lo más abajo de la cadena otra vez “, enfatizó el entrevistado.

En tanto, sobre la investigación por todo lo ocurrido, señaló que la carpeta continúa abierta, pero sin avances. Está como desde el primer día que se interpuso la denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado (FGE), de donde espera pronto recibir nuevas noticias que abonen a la búsqueda de justicia.