Connect with us

Quintana Roo

Los pasos de María Cristina Sangri Aguilar dejan huella indeleble

Published

on

Al trascender a otro plano, la distinguida Chetumaleña ocupa ya el espacio ganado a pulso en la historia de Quintana Roo y del país

Por María Alejandra Escobar González

Chetumal.- María Cristina Sangri Aguilar, mujer de tenaz lucha por la defensa de los derechos y por la igualdad entre mujeres y hombres quintanarroenses, dejó de existir este 15 de enero, a las 6 de la mañana, a los 81 años de edad. Deja una profunda huella en el corazón de los chetumaleños.

Nació en Chetumal, Quintana Roo, el 1 de enero de 1941. Fue hija de Natalia Aguilar Carrasco y Antonino Sangri Serrano.

Realizó sus estudios en la escuela primaria Hidalgo, de Chetumal. Posteriormente se trasladó a Belice donde realizó sus estudios comerciales en la escuela de Monjas St. Catherine Academy, lugar donde fortalece su vocación social y ayuda a la comunidad.

Ante su sentir de brindar un servicio a la comunidad tomó la decisión de trabajar en el Patronato del Hospital Morelos de Chetumal donde se desempeñó como presidenta.

Posteriormente colaboró como secretaria particular de la Sra. Luz León de Gutiérrez, esposa del último gobernador del territorio de Quintana Roo, David Gustavo Gutiérrez Ruiz.

Trabajó en el Instituto Nacional de Protección a la Infancia. Su entrega y dedicación la llevaron a recorrer toda la ciudad y poblados aledaños de Chetumal y municipios del estado llevando el programa de labio leporino y de poliomielitis.

Sus deseos de servir y educar a nuevas generaciones chetumaleñas la llevaron a dar clases de inglés en diversas escuelas de esta ciudad, como la Escuela de Capacitación para el Trabajo “Eva Sámano de López Mateo”, la secundaria federal “Adolfo López Mateos” y la escuela secundaria y preparatoria de esta localidad.

Fue dirigente de la Asociación Nacional Revolucionaria del PRI, donde inició a su vida política. Su ideología y convicción de la igualdad entre mujeres y hombres la llevaron a participar en diversos procesos electorales donde el voto popular le permitió ocupar cargos, como el de senadora suplente de Quintana Roo.

Fue la única mujer diputada de la Primera Legislatura del Estado con el cargo de Presidenta del Congreso y en su persona recayó la responsabilidad de darle posesión al primer gobernador constitucional Jesús Martínez Ross.

Su ejemplo hizo historia a nivel nacional y puso en alto a las mujeres. María Cristina fue la primera mujer electa como presidenta municipal de Othón P. Blanco y la primera del estado de Quintana Roo.

Fue diputada federal por el Distrito 1 del estado de Quintana Roo y Senadora de la República.

Siempre en pos de mejorar las condiciones de Quintana Roo y en especial de las mujeres, asistió a importantes reuniones en la República Popular de China, África, Corea del Norte, Pakistán y Belice.

Su trabajo no fue solo como legisladora, ya que como servidora pública ocupó diversos cargos entre el que destaca el de Secretaria de Administración y Oficial Mayor de Gobierno del Estado de Quintana Roo.

Su lucha por la igualdad, el empoderamiento de las mujeres y el reconocimiento de sus derechos, la llevó a coordinar e impulsar el programa de la Mujer Quintanarroense logrando así, el 15 de mayo 1988, fundar y dirigir el Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM), el primero a nivel nacional.

Durante su trayectoria política y administrativa, fue la primera mujer en ocupar una presidencia municipal en Quintana Roo, en su natal Othón P. Blanco en 1981 a 1984; diputada federal por el I distrito en la LIII Legislatura; diputada local en la I Legislatura; senadora de la República (1988-1991).

De 1991 a 1993 fue Secretaria de Administración del Gobierno del Estado de Quintana Roo, siendo Gobernador Miguel Borge Martín, y posteriormente Directora del Instituto Quintanarroense de la Mujer.

Fue presidenta del Comité de Procesos Internos del PRI. Por su trayectoria ha recibido diversos reconocimientos y condecoraciones.

En el 2009, el entonces gobernador Félix Arturo González Canto envió la Iniciativa de Decreto por la cual se instituye la medalla al mérito distinguida quintanarroense “María Cristina Sangri Aguilar”, la que fue aprobada por el Congreso Local y desde entonces año con año la presea es entregada a mujeres distinguidas de Quintana Roo.

Apenas en el 2020, el gobernador Carlos Joaquín presidió el homenaje a la distinguida quintanarroense “María Cristina Sangri Aguilar” y la entrega de la Medalla al Mérito que lleva su nombre; así como la entrega de reconocimientos en el marco del Día Internacional de la Mujer, en Chetumal.

María Cristina Sangri Aguilar compartió tiempo, experiencia esfuerzo y mucho valor de mujer para buscar las oportunidades que, con trabajo, encontró; el valor para ascender hasta donde llegó y el valor para beneficiar a las y los quintanarroenses. Hoy es más que reconocible su largo andar que ha dejado huella indeleble.

Gracias María Cristina Sangri Aguilar por poner las primeras bases de la lucha incansable por la igualdad de las mujeres quintanarroenses.

Tu legado seguirá vivo en nuestros corazones y quienes tenemos el compromiso real de continuar tu ejemplo lo seguiremos haciendo desde nuestras trincheras.

AllEscort