Conectate con nosotros

Yucatán

Su esperanza de vida acabó por una aplicación gubernamental inoperante

Publicado

el

Como mucha gente, Wendy Argáez confió en la tecnología gubernamental pero la ayuda médica nunca llegó

Mérida.- La comunidad yucateca de nuevo de luto: Hasta siempre, Querida Wendy Argáez.

Siempre será difícil despedirse de una persona, saber que no se le volverá a ver en este mundo, pero resulta más doloroso y frustrante cuando esa persona dio tanto a la comunidad, al estado.

Wendy Argáez inundó con su talento y llenó de orgullo a la sociedad yucateca y al final, como tristemente acaban muchos artistas, falleció esperando una ayuda del gobierno que nunca llegó.

Hoy se apagó Wendy Argáez, la Voz de Diamante, una mujer con un gran talento, una exquisita voz y un carácter fuerte que la hizo vencer problemas de salud muy duros durante varios años, pero que, en esta ocasión, con un diagnostico tardío de Covid perdió la batalla.

A través de sus redes sociales, por medio de un video y las capturas de pantalla de un diálogo, Wendy dio a conocer el 12 de junio que se sentía mal, que tenía varios síntomas y pidió una prueba de COVID 19 a través de la aplicación Meditoc del gobierno del estado.

Dicha App del gobierno del estado se puso a disposición de las y los yucatecos para uso único y exclusivo de quienes presentan síntomas de coronavirus y promete un diagnóstico automatizado, así como ponerlos en contacto con las autoridades para ser atendidos.

Sin embargo, la prueba Covid no llegó de manera oportuna, según denuncia en el video, aunque incluso le dijeron que la llamarían; sostiene que su folio no apareció un día después de registrarse y de dar muchos datos personales; y que pese a señalar su condición de diabética, hipertensa, hipotiroidismo y monorrenal, no recibió atención.

“Mi esperanza de hacerme una prueba gratuita es nula” señala en su video, y acota “que el gobierno juega con la salud”.

Querida Wendy: Recordaremos como nos ponías la “piel chinita” cada vez que interpretabas con tanta pasión los boleros, y cómo defendiste con uñas y dientes tus ideales, y tus formas tan peculiares de vivir la vida.

Como dice tu perfil en Facebook “cuando muera, si me amaste no te lamentes, celebra a mi memoria que viví la vida tal y como quise”.

Viviste con gran intensidad y así te recordaremos.

¡Un diamante es para siempre, querida Wendy, estarás presente por siempre en nuestra memoria!

El equipo de Voz de Mujer Peninsular extiende su más sentido pésame y sus deseos de pronta resignacion para sus hijos, familiares y la comunidad artística de Yucatán.

Descanse en Paz Wendy Argáez.

Continuar Leyendo