Conectate con nosotros

Quintana Roo

A pocas semanas de pedir perdón a los indígenas mayas, el gobierno municipal de Solidaridad hoy les demostró desprecio

Publicado

el

Sin ningún respaldo, mucho menos difusión, se conmemoró el inicio de la Guerra de Castas.

POR MARTHA TORRERO ORTEGA

Playa del Carmen. – Con todo y lo que representa este día para los indígenas mayas, el inicio de la Guerra de Castas, una fecha tan significativa y que por años han venido conmemorando, las autoridades municipales de Solidaridad tienen otras prioridades y no fueron capaces ni de colocar un toldo, ya no pensar en cuando menos proporcionarle agua a los asistentes, para realizar una ceremonia

La ceremonia fue, por demás, llamativa y representativa. Cuatro indígenas mayas tocaron instrumentos tradicionales ante el busto de uno de los caudillos de la Guerra de Castas, Cecilio Chi.

Prendieron incienso y desarrollaron una serie de rituales que, por si solos, son admirados y valorados en el extranjero, ya que forman parte de una de las culturas más importantes: la Maya.

Sin embargo, para las autoridades municipales no tuvo ninguna importancia. No hubo tan siquiera un representante del Ayuntamiento.

El sacerdote maya Luis Nah lamentó que, para las autoridades del Ayuntamiento de Solidaridad, que todavía preside Laura Beristain, este día tan importante haya pasado desapercibido.

“Solo demuestran desprecio por los indígenas. Debería haber lonas, algún toldo que nos diera la autoridad que, además, tampoco hizo promoción del evento”, añadió.

Dijo que una muestra del claro desprecio de la autoridad es que la Casa de la Cultura se hizo “ojo de hormiga”. Al menos, tuvieron la decencia de limpiar el terreno, comentó.

Luis Nah señaló que lo que le indigna es la falta de respeto al poco público que fue, porque no hubo publicidad, “no estamos evolucionando estamos involucionando” subrayó.

Por su parte, Hermelindo Beh Cituk lamentó que tanto la presidenta municipal, así como también la Oficial Mayor del Ayuntamiento de Solidaridad desconozcan la historia de Quintana Roo.

“No sé si la presidenta lo sepa, pero tiene una Oficial Mayor que no conoce nuestra historia. Debió revisar los archivos, vine de negro porque ha muerto el respeto”, dijo.

Señaló que, si bien hay avances sustantivos en la Ley, pero no se aplica. “Más allá de protagonismos, como cuando vino el presidente Andrés Manuel López Obrador a pedir perdón, lo que se necesita son acciones y hechos”, añadió.