Conectate con nosotros

Quintana Roo

Impunidad e injusticia, las grandes deudas para las mujeres violentadas: CROC

Publicado

el

Durante una marcha pacífica en la que el colectivo de mujeres sindicalistas exigen al Estado y a la Federación hacer justicia a féminas víctimas de feminicidios

Playa del Carmen.- “Las autoridades y los procesos legales nos están quedando a deber mucho”, expresó Maritza Gargallo Ramos, asesor jurídico del sindicato de la CROC, durante el evento protocolario realizado previo al inicio de una marcha pacífica que el colectivo de mujeres sindicalistas de esta organización sindical realizó en Puerto Aventuras para exigir justicia para Lucely J. U.C., y otras mujeres que han sido víctimas de feminicidios.

En el caso de Lucely hay una persona vinculada a proceso, de acuerdo a las investigaciones e información que el hotel Bahía Príncipe pudo otorgar a las autoridades, “pero no olvidemos que hay otros casos en total impunidad, donde no hay asesino a quien castigar o perseguir, peor aún, hay familias que siguen llorando la desaparición de sus mujeres y nunca tuvieron de regreso un cuerpo para confirmar la muerte o una tumba a la cual visitar”.

Maritza Gargallo, subrayó que, a los años marcados por el COVID-19 se le ha sumado una lacra más, la pandemia de violencia contra las mujeres y niñas que continúa dejando cifras alarmantes en México, donde al día se registran al menos 10 muertes violentas por homicidios doloso o feminicidios, según cifras del INEGI.

Tan solo agosto, agregó, en Quintana Roo se registraron 9 asesinatos contra mujeres, de ellos 8 se evidencia el feminicidio.

Debido a lo anterior, las mujeres sindicalistas alzaron la voz y en una marcha pacífica que inició del parque Lol Be, en el fraccionamiento Puerto Maya se trasladaron hasta el acceso hacia el cenote de esta delegación para colocar una ofrenda floral en memoria de Luceli.

También para exigir el derecho a la seguridad de las mujeres y hacerle saber a las autoridades sobre las deficiencias en los servicios públicos de esta que es la única delegación del municipio Solidaridad; se guardó también un minuto de silencio en honor a las mujeres que han muerto víctimas de feminicidios.

Aunque el movimiento fue para alzar la voz por los feminicidios que se han registrado en la zona, Maritza Gargallo, subrayó que debe alzarse también la voz para exigir la igualdad de los derechos de las mujeres en el mundo; esto al mencionar el horror que actualmente viven las mujeres en Pakistán y concluyó su mensaje con una cita de la activista pakistaní, Malala Yousafzai, nombrada Premio Nobel de la Paz, quien fue atacada a balazos en el 2012 por los talibanes: “teníamos dos opciones, estar calladas y morir o hablar y morir, y decidimos hablar”.

Por su parte, María de los Ángeles Hernández López, coordinadora del programa social contra la Violencia, destacó que pese a los feminicidios registrados, las autoridades no hacen nada, es la triste realidad. Por ello, agregó, “todas las mujeres aquí, estamos pidiendo justicia; seguridad para que las mujeres puedan caminar sin miedo”.

Hicieron también uso de la voz las delegadas sindicales: Anabel Alcázar, del hotel Bahía Príncipe; Lupita Conde y Alma Surai, de los hoteles Princess Sunset y Princess Yucatán, además de Gloria Mónica Sánchez, líder social de Puerto Aventuras.

El colectivo de mujeres sindicalistas de la CROC portaban cartulinas en las que destacaban mensajes tales como: “El paraíso huele a sangre”, “no más violencia contra las mujeres”, “No estamos todas”, “vivas nos queremos”, “ni una más”, “disculpe las molestias pero nos están matando”, “las trabajadoras queremos llegar con vida a nuestro hogar”, “el mes de agosto el más violento del año”, quiero caminar libre sin miedo”, “no estamos todas nos faltan Vanessa, Brittany y Chelsea.