Conectate con nosotros

Quintana Roo

La técnica aplicada para controlar a Victoria fue la correcta, solo que mal aplicada

Publicado

el

En opinión de Alberto Hidalgo Montes director general del Instituto de Formación Profesional, el caso expone la falta de capacitación adecuada

POR MARTHA TORRERO ORTEGA

Chetumal.- El caso de Victoria expone graves fallas de los agentes que la detuvieron, la falta de la aplicación correcta de los protocolos y el desconocimiento total de las normas, opinó Alberto Hidalgo Montes director general del Instituto de Formación Profesional.

Dijo que en el video de la detención de Victoria se expone la falta de capacitación de los agentes.

Señaló que la técnica que utilizó la agente fue la correcta, aunque mal aplicada que, incluso, se ha comparado con la que utilizaron policías estadounidenses en el caso de George Floyd.

Indicó que otro de los graves problemas es que no le proporcionaron primeros auxilios a Victoria.

“La avientan en la camioneta. En el video se observa cómo llega otro policía de más grado. Parecían gallinas sin cabeza”, añadió.

Hidalgo Montes, quien tiene un extenso currículum con diplomados, cursos y una destacada y sólida carrera policiaca, precisó que la respuesta de los agentes fue la correcta para someterla cuando comenzó a forcejear con ellos.

“Un policía no somete, controla. El problema es que aplicaron mal la técnica con los trágicos resultados”, añadió.

Precisó que este tipo de hechos lamentables no son para que Quintana Roo, “despierte” sino para que se ponga mayor énfasis en la profesionalización, capacitación de los policías y, sobre todo, que haya un seguimiento.

“La profesionalización, precisó, no es dar cursos a diestra y siniestra, se necesita crear verdaderos mandos” declaró.

Señaló que uno de los problemas es que en México llegan a ocupar los cargos de Secretarios de Seguridad Pública personas que no son policías de carrera.

Citó como ejemplo el hecho de Alberto Capella en Quintana Roo, quien fue separado de su cargo, como una persona que no tenía una trayectoria en las corporaciones.

“En Tijuana y Morelos está la prueba de lo que hizo”, añadió.

Aclaró que los policías “no están por el sueldo, sino por la vocación de servicio”.

Declaró que además los agentes en ningún momento dejan de ser ciudadanos con una familia.