Conectate con nosotros

Quintana Roo

Una vida dedicada al altruismo que la enorgullece y satisface

Publicado

el

Por 32 años Maritza Burgos es un ejemplo del liderazgo popular al servicio de los demás

POR MARTHA TORRERO ORTEGA

Cozumel.- Maritza Burgos ha sido líder de colonia por 32 años, no sólo es una mujer a la que desinteresadamente le gusta ayudar a los demás, sino que, además, donó sus córneas para que su nieta pudiera recuperar la vista.

“Para mí de ninguna manera puedo decir que es un sacrificio, fue por el amor que tengo para mi nieta. Yo ya viví y ella lo necesita” dijo.

Maritza acudió a Cozumel a la audiencia del gobernador Carlos Joaquín para tramitar cinco actas de nacimiento para que unas niñas se pudieran inscribir a la escuela.

Las obtuvo al momento y ahora podrá ayudar a esas niñas.

Originaria de Veracruz, pero con 45 años viviendo en Cancún, es una reconocida líder de colonia.

Durante los últimos 32 años es lo que hace. Y lo que la enorgullece es que nadie la puede reprochar que se haya aprovechado.

“Me pueden investigar, no tengo placas de taxi, terrenos, algunos dicen que debí sacar algo para mi, pero lo más importante es apoyar a la gente”, destacó.

Precisamente eso le ha valido que políticos la reconozcan y aprecien.

Desde muy pequeña quedó huérfana y tuvo que vivir en la calle, de ahí nació su deseo de apoyar a los demás.

Quería ser abogada y aunque no lo logró le gusta leer temas al respecto y “conoce un poco de leyes”.

Maritza estudió la primaria y secundaria nocturna.

Trabaja en el tianguis y en Cancún es una de las líderes más reconocidas y queridas.

Como viaja a Cozumel, pidió a los de los barcos Ultramar que traten de hacer más accesibles las rampas de acceso para las personas con discapacidad.

“Los de la tripulación son muy amables, pero si es necesario que la empresa piense en las personas con discapacidad”, añadió.