Conectate con nosotros

Quintana Roo

Acorralada y desesperada, Laura Beristain ya no busca cómo victimizarse para causar lástima

Publicado

el

A 35 días de entregar el cargo, convoca a una “marcha contra el fraude electoral”

A 80 días de la fallida elección en la que fue derrotada Laura Esther Beristain Navarrete, quién ha demostrado que padece el Síndrome de “Hubris”, y a 35 días de entregar -le guste o no- la silla presidencial a Roxana Lili Campos Miranda, ha convocado para este viernes a “una marcha contra el fraude electoral del pasado 6 de junio”.

Evidencia su tanta desesperación, y hasta trata de involucrar a terceros en una acción estéril, que no se ubica en la realidad que todos ven y viven.

El Síndrome de Hubris, o adicción al poder, es un trastorno que padecen las personas que se creen capaces de realizar grandes tareas, creen saberlo todo y que de ellos se esperan grandes cosas, por lo que actúan yendo un poco más allá de la moral ordinaria.

El pasado domingo 6 de junio los playenses decidieron en las urnas un cambio de gobernante, pues Laura Beristain no llenó las expectativas de lo que tanto anunció.

La realidad es otra y esa es la que padecen los ciudadanos todos los días, la falta de servicios públicos, seguridad pública y los cobros excesivos del cartel municipal en materia de impuestos y extorsión, y a lo que pusieron un alto y decidieron cambiar de presidente municipal.

Pero Laurita no quiere aceptar su derrota. Hace todo lo posible para llamar la atención o dar lástima, políticamente hablando, sus viajes a la ciudad de México a palacio nacional, congreso de la unión, diálogos con senadores y dirigentes de Morena no les ha servido para nada.

Las grandes cantidades de recursos que ha gastado en entrevistas en cadenas nacionales, tampoco le ha servido para nada. Por más que se mueva ya está acorralada por los votos que le favorecieron a Roxana Lili Campos Miranda.

Por más que convoque a movilizaciones que cada vez lo hace con menos gente, que son pagadas, porque se han observado camiones que los llevan a punto central y en su mayoría son gentes de personas de las invasiones de Playa del Carmen.

La forma de actuar de Laurita solamente confirma el triunfo de Lili Campos y para muestra un botón: ha convocado a una marcha “contra el fraude electoral” en Solidaridad.

Para que las personas sean identificables les han recomendado llevar ropa de mezclilla y playera blanca; llevar cartulinas relativas a la esencia de la manifestación (NO ATAQUES) y además que de antemano sepan que es una marcha pacífica; llevar cubrebocas y gel antibacterial.

¿Será que alguien de la sala Xalapa ya le confirmó a Laura Beristain que la sentencia no le favoreció? que no hay pruebas suficientes para anular la elección porque el playense lo blindó con su voto en el pasado proceso electoral del domingo 6 de junio

Así las cosas, en Playa del Carmen. Sólo faltan 34 días para que la pesadilla de la peor administración pública en la historia de solidaridad finalice.