Conectate con nosotros

Cultura

La Secretaría de Cultura y el Museo Nacional de la Estampa fortalecen modelo de participación comunitaria

Publicado

el

A través del programa Cultura Comunitaria, se busca identificar las oportunidades de trabajo colaborativo que pueden existir con colectivos y comunidades aledañas al recinto museístico

Con el objetivo de desarrollar exposiciones colaborativas con colectivos independientes de artistas gráficos y comunidades que se encuentran alrededor del Museo Nacional de la Estampa (MUNAE), la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del programa Cultura Comunitaria, compartió con personal de este recinto el modelo de participación cultural comunitaria llamado “Producir comunes”, brindándoles una capacitación del 31 de mayo al 23 de junio de 2021.

“Producir comunes” es un modelo de trabajo comunitario que tiene por objetivo que las prácticas y manifestaciones culturales de grupos y comunidades que han sido relegadas y discriminadas históricamente ahora sean visibilizadas y ejerzan su derecho a la participación en la vida cultural del país.

“Para que nadie se quede afuera, para que nadie se quede atrás, tenemos que trabajar todas y todos con perspectiva comunitaria. Los museos no son espacios fríos, se nutren de su comunidad, por ello el que las y los agentes culturales tengan este tipo de capacitaciones abona a nuestro objetivo de promover el ejercicio efectivo de los derechos culturales de personas, grupos y comunidades, prioritariamente de aquellas que han quedado al margen de las políticas culturales”, afirmó la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero.

En “Producir comunes”, a lo largo de 10 sesiones virtuales, de tres horas cada una, personal del MUNAE, recinto perteneciente al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) que ha estado en contacto directo con el público y la comunidad a través de talleres u otras actividades, reflexionó sobre la importancia de la diversidad cultural, los derechos culturales, la participación en la vida cultural comunitaria, las perspectivas de género e infancias, la importancia de construir acuerdos, resolver problemas de forma positiva e identificar oportunidades de trabajo colaborativo entre agentes culturales individuales y colectivos.

Durante las primeras seis reuniones, las y los participantes conocieron y practicaron las tres fases del modelo de participación comunitaria: Nuestras voces, Puestas en común y Colaboratorios creativos.

En la primera etapa, Nuestras voces, se reflexionó sobre los espacios, las prácticas, la historia y las narrativas que posibilitan o imposibilitan el desarrollo cultural de una comunidad. Posteriormente, en Puestas en común se priorizaron temas y problemas que deben ser atendidos para garantizar el ejercicio pleno de los derechos culturales en una comunidad, considerando la perspectiva de género y el ámbito territorial.

Finalmente, en la fase de Colaboratorios creativos se facilitaron metodologías, herramientas y estrategias de mediación cultural que fomentarán la participación y contribución a la vida cultural de las comunidades. Cultura Comunitaria y el Museo Nacional de la Estampa continuarán sumando esfuerzos con el fin de desarrollar acciones articuladas para garantizar el ejercicio de derechos culturales.

Con base en esta experiencia, la Secretaría de Cultura buscará replicar dicha capacitación con otros museos nacionales y locales con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de la inclusión y reconocimiento de la diversidad de agentes y prácticas culturales que han quedado al margen de estos espacios.

Sigue las redes sociales de la Secretaría de Cultura en Twitter (@cultura_mx), Facebook (/SecretariaCulturaMX) e Instagram (@culturamx).